Diamantes crecidos en laboratorio

Todos los diamantes que utilizamos en MARGUIS son diamantes crecidos en laboratorio

Los diamantes crecidos en laboratorio son diamantes que surgen de recrear, tecnológicamente, en un laboratorio, las condiciones en las que se forman los diamantes naturales.

La ciencia utiliza, a día de hoy, dos métodos distintos para su creación. El primero de ellos, el llamado HPHT (high-pressure, high-temperature), consiste en recrear las mismas condiciones de alta presión y alta temperatura en las que se forman los diamantes en la tierra. Por su parte, el método CVD (chemical vapor deposition), es un método similar a la impresión 3D, que consiste en ir creando el diamante mediante la aplicación de múltiples capas de vapor con la ayuda de diferentes componentes químicos.

  • Más respetuosos con el medio ambiente: Los diamantes crecidos en laboratorio dejan atrás los viejos perjuicios derivados de la explotación minera, resultando de esta forma, mucho menos lesivos para el medio ambiente.
  • Menor coste: Los diamantes crecidos en laboratorio, al acortar su proceso de producción, resultan mucho más asequibles.
  • Idénticas características: Los diamantes crecidos en laboratorio son diamantes con la misma composición química, estructura cristalina, dureza y estética que la de un diamante natural, lo que hace que resulten imposibles de diferenciar a simple vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *